Este blog forma parte de la red Somos Vicencianos
 
jun 132009
 

carrotTomado de Redes Cristianas

Ha saltado estos días la noticia de la negativa de un párroco de Cervera del Río Alhama (La Rioja) a una persona homosexual para ser padrino de sus sobrinos, por el motivo de estar casado civilmente. Es importante destacar que se trata de un caso aislado que posiblemente tenga poco reflejo en acciones iguales anteriores. Muchas personas homosexuales católicas, visibles e incluso ya casadas por lo civil, no han tenido problema alguno en apadrinar a nuevos bautizados en la fe católica. Pero no por ello deja de ser preocupante el hecho, mostrando la cara más siniestra del ser humano cuando su única voluntad es hacer daño en lugar de apostar por el Amor de Dios. Es un claro signo de homofobia, que lamentablemente se está instalando en la jerarquía católica cada vez con mayor intensidad, radicalizando posturas y provocando hechos discriminatorios como éste dentro de las comunidades eclesiales católicas.

Si todo el argumento a esta discriminación es el matrimonio civil, cabe responder que la Iglesia católica en este momento no reconoce el matrimonio para las personas del mismo sexo, aunque sí lo hizo en culturas anteriores como la griega y la romana. Por lo tanto, el hecho discriminatorio comienza antes y tiene fácil solución: reconocer estos matrimonios al igual que han hecho actualmente otras Iglesias como la sueca.

La justificación de este acto homófobo se realiza mediante el Derecho Canónigo, bajo la sentencia de que “llevar una vida congruente con la fe y con la misión que se va a cumplir” es una condición indispensable para el apadrinamiento. Esta frase tan lapidaria da juego a numerosas interpretaciones, y evidentemente su distorsión degenera en la utilización perversa que se ha hecho en este caso. Es destacable el afán justiciero y de condena que actualmente vivimos por parte de la jerarquía católica. Los católicos y católicas de bien, y junto a ellos toda la sociedad española, constantemente se ven acosados y amenazados por sus plegarias catastrofistas, juzgando a todos y todas, excepto a los suyos. Para ello establecen su propio baremo de lo que está bien o mal. Es vergonzosa la última comparación realizada por el Sr. Cañizares, recientemente nombrado Cardenal, catalogando la pederastia como “menos grave que el aborto”, habiendo estado involucrada la jerarquía católica directamente con los últimos escándalos de abusos sexuales a menores en Irlanda, además de otros tantos que se han intentado ocultar en todo el mundo, incluida España. No se puede juzgar con un doble rasero, ni determinar quién sí y quién no, cuando quien habla tiene mucho que callar. “No juzguéis y no seréis juzgados”, es una frase recogida en los Evangelios. Si verdaderamente la jerarquía católica trabajara desde el Amor al servicio de su comunidad, tal como hizo Jesús, no tendríamos que estar hablando de nada de esto.

Este y otros hechos discriminatorios similares acontecidos en comunidades creyentes católicas son totalmente rechazables. No hay lugar para la discriminación en la Iglesia de Jesús. Católicos, católicas, y el cristianismo en general, deben trabajar por una Iglesia inclusiva, para todos y todas, al servicio del pueblo de Dios. Una Iglesia que excluye no es reflejo del mensaje de Amor y Fraternidad que Jesús quiso hacer llegar y del que dio ejemplo.

Juan Antonio Férriz Papí

Coordinador del ́rea de Asuntos Religiosos de la FELGTB

Grupos miembros: “́ngelus” Grupo Cristiano del colectivo Arcadia (Cádiz); Comisión de Asuntos Religiosos del colectivo Cogam (Madrid); Comisión cristiana de la asociación Ojalá (Málaga); Cristianas y Cristianos del colectivo Bolobolo (Toledo); “Abrazos” Grupo Cristiano del colectivo No te Prives (Murcia); “Crismhom” Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales-lgtb; Cristianas y Cristianos de la asociación ABLesGay (Albacete); Cristianas y Cristianos de la asociación Gylda (La Rioja); “Diálogo” Grupo Católico del colectivo Gamá (Gran Canaria); “Esperanza” Grupo Cristiano de la asociación Jerelesgay (Jerez de la Frontera); Grupo Cristiano de la asociación Alega (Cantabria); ́rea Cristiana DecideT (Alicante); Grupo de Asuntos Religiosos del Col ·lectiu Lambda (Valencia); Cristianas y Cristianos del colectivo Xega (Asturias).

Entidad que se adhiere a este comunicado:

ACGIL, Associació Cristiana de Gais i Lesbianes de Catalunya.

NOTAS de MITXEL

1)           Mis amigos de “telarañas cristianas” siempre con la misma murga: recoger cualquier “noticieja” para denigrar a la Iglesia o a sus legítimas autoridades. El tema es lo de menos. Sería lo mismo el señalado en el artículo que si el día de San Blas el mismo sacerdote se niega a bendecir el collar de una boa constrictor o se niega a dar la primera comunión a un niño autista. A propósito de cualquiera de estas noticias se vierten los tópicos más ordinarios y se eleva al nivel de la conclusión a niveles generales.

2)           Como es muy habitual en este tipo de asuntos, la opinión del Párroco o del Consejo Pastoral de la Parroquia brilla por su ausencia. El contraste de opiniones, antes de hacer afirmaciones, se omite. De momento no se sabe a ciencia cierta el origen del conflicto: ¿la razón de la negativa del Párroco es el hecho de estar casado civilmente, de ser homosexual o ambas cosas? Por otro lado, se da por supuesto que este individuo es católico y, en función de ello, se compromete con las obligaciones de un “padrino” de la primera comunión. Ser padrino implica un compromiso de apoyar al ahijado en su fe y en su vida cristiana o, como dice el mismo texto, “llevar una vida congruente con la fe y con la misión que se va a cumplir”; en el caso de la Eucaristía es de desear que los padrinos comulguen y frecuenten la eucaristía dominical. ¿Es así en este caso?

3)           El ser más o menos exigente en este punto ¿Es muestra del afán justiciero y de condena que actualmente vivimos por parte de la jerarquía católica?… ¿No será muestra de querer ser, no sólo cumplidor del Derecho de la Iglesia, sino de coherencia interna en un momento de la historia en el que el “todo vale” parece ser el único valor que debe aplicarse?… ¿Todo aquello que la sociedad civil admita debe serlo automáticamente por otras instancias?… ¿Un niño afectado de “síndrome de Down” puede ser sacerdote?… ¿Puede admitir un Instituto religioso de célibes a personas de otro sexo en su Comunidad?… ¡Me imagino a los de “telarañas” sacando punta al asunto.

4)           Desconozco los “antecedentes” de quien escribe. Subrayo dos afirmaciones majestuosas. “Los católicos y católicas de bien, y junto a ellos toda la sociedad española, constantemente se ven acosados y amenazados por sus plegarias catastrofistas”. Quiero suponer que, quien escribe y todos los firmantes, se sienten bien como “católicos y católicas de bien” o miembros y miembras “de la sociedad española”. ¡No está nada mal! Yo me lo guiso…yo me lo como. Me constituyo, por qué sí, en “perfecto” y, desde ahí, me elevo sobre el común de los mortales. En lenguaje histórico es puro “catarismo”. Y, en mi opinión, algunas otras afirmaciones van en este mismo camino. Ya no se trata de “luchar” por la igualdad sino de que las “diferencias minoritarias” se constituyan en lo “perfecto”. ¿Se imaginan a los “minoritarios célibes” imponiendo esta opción a la mayoría de la sociedad?… La segunda afirmación es “anecdótica” y, supongo, de mera trascripción. El “Derecho Canónigo” no existe o, si existe, no hace referencia a la Iglesia sino a los “canónigos”.

5)           Por último. Mi respeto total a las opciones sexuales de cada persona. Que yo sepa en ningún certificado o documento público se solicita de nadie esta cuestión. ¿Es necesario hacer pública esta situación en cada uno de los momentos de la vida?…. ¿Tiene algo que ver la opción sexual con una coherente y libre aceptación del celibato?… ¿Tiene menos dificultades un heterosexual que un homosexual   a la hora de ser fiel al celibato?…. En mi opinión, repito, no es esa la cuestión sino la formación para una vida célibe y comunitaria. A mí nadie me ha preguntado por mis opciones sexuales personales; yo jamás lo he preguntado a ninguno de mis compañeros de comunidad…. ¡Lo que se me exige y yo puedo exigir es ser coherentes con el celibato!

6)           Termino. ¿Aporta algo al tema la firma de tanta asociación?…. Sólo de leer los acrónimos le dan a uno ganas de salir huyendo. “́ngelus”, “Arcadia”, “Cogam” “Bolobolo” “Abrazos”, “No te Prives”, “Crismhom”, “ABLesGay”, “Gylda”, “Diálogo”, “Gamá”, “Esperanza” “Jerelesgay”, ”Alega” “DecideT”, “ Lambda”, ”Xega”… ¡Salir huyendo desde el respeto!

Social Share Toolbar

 

QR:  Salir huyendo desde el respeto
Con la ayuda de este código QR, puedes visitar fácilmente esta página desde tu teléfono móvil, celular, smartphone o tablet, sin necesidad de introducir la dirección. ¡Simplemente escanéalo y listo!
QR:  Salir huyendo desde el respeto

  Una respuesta a “Salir huyendo desde el respeto”

  1. Estupendo, Mitxel. Yo también firmo tus comentarios certeros al texto.

 Deja un comentario

(requerido)

(requerido)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>